Las lluvias serán protagonistas del maratón de Boston

En conjunto, los participantes han ganado más de 200 maratones internacionales

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Las lluvias serán protagonistas del maratón de Boston

    La presencia de 16 campeones de la carrera, con lluvia y frío como invitados, marcará este lunes la 123 edición del maratón de Boston.

    Los organizadores de la carrera, en la que se espera la participación de 30.000 corredores, consiguieron la presencia de nueve campeones de la carrera dentro de las categorías masculina y femenina con otros siete que la ganaron en la división de silla de ruedas.

    En conjunto, los participantes han ganado más de 200 maratones internacionales.

    "Este año damos la bienvenida a los 16 campeones que regresan para desafiar a un exitoso campo de olímpicos, campeones del mundo y Abbott World Marathon Majors ganadores", declaró la directora de marketing de John Hancock, Barbara Goose, patrocinadora del evento. "Reconocemos el compromiso y el arduo trabajo que se requiere para competir al más alto nivel del deporte y esperamos otra carrera convincente en Boston".

    El japonés Yuki Kawauchi, ganador de la edición del 2018; el campeón de maratones de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), el keniano Geoffrey Kirui, y ganador en Boston en el 2017, serán los dos grandes favoritos al triunfo en la 123 edición.

    Junto con ellos, el etíope Lilisa Desisa, dos veces campeón de Boston (2013 y 2015) y en 2018 del Maratón de Nueva York.

    También estarán en la línea de salida otros campeones en Boston, el etíope Lemi Berhanu, quien ganó la prueba en el 2016, a la edad de 21 años, y el keniano Wesley Korir, que lo hizo en el 2012.

    Dentro de la categoría de la elite femenina, con 22 atletas, 11 de ellas tienen las mejores marcas personales de menos de 2 horas y 23 minutos.

    La defensora del título, la estadounidense Desiree Linden, se presenta de nuevo como una de las grandes favoritas al título, y más cuando volverá a ver lluvia durante el recorrido, factor que fue determinante en la edición del año pasado.

    También aspiran al triunfo la keniana Edna Kiplagat, dos veces medallista de oro en el Campeonato Mundial, tres veces ganadora de la serie Abbott World Marathon Majors y campeona de Boston 2017.

    La atleta keniana, pese a sus 39 años, campeona del mundo en Daegu 2011 y Moscú 2013, será de nuevo otra de la corredoras a batir ya que también ganó en Boston en 2017, meses antes de proclamarse subcampeona mundial en Londres.

    Sus compatriotas Caroline Rotich, ganadora de los maratones de Boston, Praga y Las Vegas 2015, buscará un nuevo triunfo, al igual que la Sharon Cherop, que logró los títulos en las pruebas de maratón de Boston, Hamburgo, Toronto, Torino y Singapur en el 2012.

    En la división de sillas de ruedas para hombres, el campeón defensor, el suizo Marcel Hug, busca su quinto título y forma parte de un campo internacional impresionante con el ganador de 10 veces Ernst van Dyk de Sudáfrica, que en 19 apariciones en Boston ha conseguido 10 victorias.

    En la división de sillas de ruedas para mujeres, Manuela Schar de Suiza regresa a la escena donde estableció su mejor marca personal que también fue mundial.

    Schar terminó en 1:28:17 en 2017, convirtiéndose en la primera mujer en sumergirse bajo la barrera de las 1:30 en Boston. Ella se unirá a la línea de partida con su compatriota Sandra Graf.

    Todos los participantes tendrán que estar preparados para correr bajo la lluvia y la tormenta eléctrica, aunque a diferencia del año pasado no habrá fuertes vientos, lo que significa que el clima no será tan sombrío como el que les tocó en 2018.

    Sin embargo, la presencia asegurada de la lluvia hará que las condiciones tampoco sean las ideales para competir en el tradicional Día de los Patriotas.

    "El inicio de la carrera será mojado con lluvia intensa para todas las categorías de corredores, y podrían darse también algo de viento", según informó la meteoróloga Heather, de AccuWeather.

    Las medidas de seguridad volverán a ser estrictas a lo largo de todo el recorrido para los miles de espectadores que se esperan que asistan al maratón más antiguo de los que existen en la actualidad.