Llega un momento en el que una cirugía ortopédica, como el reemplazo de rodilla o cadera, ya no es una opción, sino una necesidad. Sin embargo, los hispanos, ya sea por falta de información o por la creencia de que deben mostrarse fuertes ante el dolor, muchas veces se niegan a una cirugía para poner fin al sufrimiento que implica la molestia crónica al caminar, sentarse o simplemente moverse.

La cirugía ortopédica, sin embargo, puede ser la decisión correcta para ti. Con estos procedimientos podrías volver a hacer las cosas que amas y vivir una vida más plena. Aquí te mostramos seis razones para considerar la cirugía ortopédica.

Es una alternativa que funciona: Si los medicamentos, la fisioterapia, el ejercicio o un programa de pérdida de peso no han funcionado, un servicio de reconstrucción ortopédico, puede darte la solución que tanto has buscado.

Ofrece una atención integral: Cuando acudes a los especialistas, en lugar de emplear constantemente remedios caseros, puedes enfocarte en el área de problema desde distintos puntos de vista y poner una solución definitiva al problema. Al considerar una cirugía ortopédica te pondrás en manos de cirujanos altamente entrenados, radiólogos, terapistas físicos y asistentes ortopédicos que te ayudarán a erradicar el problema de raíz.

Ayuda a evitar lesiones severas: Anteriormente, se recurría a la cirugía como última opción si otros tratamientos fracasaban y si existía dolor intenso. Ahora, se recomienda la cirugía ortopédica antes de que el paciente se debilite completamente o que las articulaciones se dañen severamente.

Alivia el dolor: Dependiendo del tipo de lesión que se tenga, puede experimentar dolor constante en las áreas afectadas, o únicamente durante el movimiento. Si bien, ciertos dolores se pueden aliviar con tratamientos de calor y frío, ejercicio, entablillados y fármacos, la intervención quirúrgica puede reducir el dolor de una manera dramáticamente rápida y efectiva.

Incrementa el rango de movimiento: Cuando se espera a que la articulación esté gravemente dañada para someterse a cirugía se corre el riesgo de perder movimiento. Si se realiza a tiempo ésta mejorará las posibilidades de recobrar una mayor amplitud del movimiento de la articulación.

Recobrar la calidad de vida:  La cirugía te puede permitir volver a hacer las cosas que más amas.

En el St. Vincent’s Medical Center de Hartford HealthCare, los cirujanos ortopédicos se especializan en problemas musculoesqueléticos causados por accidentes, lesiones al practicar deportes o los efectos de enfermedades degenerativas, infecciones, tumores o condiciones congénitas. Oprime aquí para más información sobre tratamientos y posibles cirugías ortopédicas.

Contáctanos