Policía: acusado de matar a oficial quería asesinar a '"cualquier hispano"

La policía cree que el asesinato de John Rivera fue en venganza por una disputa que nada tenía que ver con él.

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Policía: asesino de oficial quería matar a "cualquier hispano"

    El jefe de la policía de Chicago dijo que el hombre armado que presuntamente baleó mortalmente a un oficial fuera de servicio la madrugada del sábado, asesinó al "primer hispano que se encontró", momentos después de que sostuvo una pelea con un grupo de personas a bordo de un autobús para fiestas en el McDonald’s de River North.

    (Publicado lunes 25 de marzo de 2019)

    ILLINOIS - El jefe de la policía de Chicago dijo que el hombre armado que presuntamente baleó mortalmente a un oficial fuera de servicio la madrugada del sábado, asesinó al "primer hispano que se encontró", momentos después de que sostuvo una pelea con un grupo de personas a bordo de un autobús para fiestas en el McDonald’s de River North.

    En una conferencia de prensa, Eddie Johnson dijo que la muerte a tiros del oficial John Rivera de 23 años, presuntamente fue en venganza por un incidente no relacionado al oficial y que ocurrió a pocas cuadras de donde Rivera comía pizza con unos amigos.

    Menelik Jackson, de 24 años con residencia en South Holland y Jovan Battle, de 32 años de La Villita, enfrentan cada uno cargos de asesinato en primer grado y tres cargos de intento de asesinato, anunció la policía en un comunicado.

    Jackson, también fue acusado por resistirse y obstaculizar la labor de un oficial y más tarde fue identificado por la policía como el pistolero que abrió fuego contra Rivera. 

    Autoridades dijeron que buscan a una tercera persona de interés. 

    Johnson recalcó que ambos acusados cuentan con un extenso historial delictivo y dijo que Jackson previamente había presentado una aplicación para formar parte de la uniformada, pero quedó descalificado luego de que se le descubrió un arresto y acusación por un robo residencial.

    "La parte más atroz, es que (Jackson), en realidad pensó que tenía lo necesario para portar la estrella de la policía", dijo Johnson. "Hoy está acusado de cometer la última desgracia de todo lo que esta estrella representa".

    El tiroteo se originó luego de que estalló un incidente dentro del McDonald’s en donde Jackson y dos sujetos sostuvieron una disputa verbal con un grupo de hispanos que iban en un autobús para fiestas. 

    El altercado se tornó físico y Jackson supuestamente huyó de la escena con la intención de regresar poco después, pero al hacerlo el autobús ya se había ido.

    Fue entonces cuando la policía dijo que Jackson y los otros dos sujetos comenzaron a buscar el autobús y que fueron y le dispararon al ‘primer hombre hispano que vieron'. 

    Autoridades dijeron que a eso de las 3:30 am, Rivera estaba junto a otras tres personas dentro de un Honda Accord en la cuadra 700 North Clark Street, cuando dos sujetos se acercaron, uno de estos comenzó a disparar y luego huyeron del lugar.

    La policía de Chicago dijo que Rivera fue asesinado a tiros mientras protegía de las balas a la mujer que les acompañaba. 

    Rivera recibió impactos de bala en el pecho, en el brazo y la boca y fue trasladado al Northwestern Memorial Hospital, en donde falleció.

    Otro hombre de 23 años que le acompañaba también recibió heridas de bala en el pecho brazo y fue llevado en condición crítica al hospital.

    Mientras que otro oficial fuera de servicio y una mujer que les acompañaban salieron ilesos de la balacera.

    Rivera contaba con dos años de servicio en la uniformada y durante su último turno de trabajo la noche anterior estuvo en la escena de una balacera y a cargo de los reportes en relación a un asesinato.

    "Esto parece ser un ataque no provocado contra un grupo de personas que salieron a divertirse la noche del viernes", confirmó el superintendente de la policía de Chicago Eddie Johnson.