Tu dinero

CNBC: cinco maneras para reducir la deuda de tus tarjetas de crédito antes de las compras navideñas

En general, la deuda de tarjetas de crédito en Estados Unidos ha alcanzado un asombroso récord de $1.03 billones, según el Banco de la Reserva Federal de Nueva York.

Getty Images

Aproximadamente la mitad de los compradores ya han comenzado a realizar sus compras navideñas o planean iniciar antes de Halloween, según una encuesta reciente de Bankrate. La mayoría de ellos utilizarán tarjetas de crédito para pagar al menos algunas de sus compras, según muestra la encuesta.

“Hace un par de años, las compras navideñas anticipadas tenían que ver con el desorden de la cadena de suministro", dijo Ted Rossman, analista sénior de la industria de Bankrate. "Ahora creo que la motivación es más financiera", opinó.

MANTENTE INFORMADO

icon

Mira sin costo Telemundo Nueva Inglaterra, 24/7, donde quiera que estés.

icon

Recibe las noticias locales y los pronósticos del tiempo directo a tu email. Inscríbete para recibir newsletters de Telemundo Nueva Inglaterra aquí.

Muchos consumidores anticipan el efecto de la inflación en lo que compran, dijo, y están estresados por el costo de las compras navideñas. Pero también es importante considerar el costo creciente de tener deudas de tarjetas de crédito.

En general, la deuda de tarjetas de crédito en Estados Unidos ha alcanzado un asombroso récord de $1.03 billones, según el Banco de la Reserva Federal de Nueva York. El consumidor promedio tiene alrededor de $6,000 en deudas de tarjetas de crédito, el máximo en 10 años.

Muchos estadounidenses también tienen más deudas de tarjetas mes a mes.

"Parte de lo que está elevando la deuda es que las personas luchan por llegar a fin de mes en medio de una alta inflación", dijo Matt Schulz, analista de crédito sénior de LendingTree. "Consideran su tarjeta de crédito como un fondo de emergencia de facto", agregó.

Pero los consumidores están pagando un precio exorbitante por tener ese crédito.

La tasa promedio de las tarjetas de crédito es ahora de alrededor del 21%, según el Banco de la Reserva Federal de St. Louis. Sin embargo, Lending Tree encuentra que la tasa de interés promedio en las ofertas de tarjetas nuevas es del 24.45%, el nivel más alto desde que la empresa comenzó a rastrear las tasas de las tarjetas de crédito en 2019. Además, una de cada tres de las 200 tarjetas que revisó tiene una tasa del 29.99% o más.

Aquí hay cinco estrategias para comenzar a pagar la deuda de la tarjeta de crédito antes de comenzar las compras navideñas:

1. Conocer lo que debes

Primero, controla tu deuda y lo que debes. Descubre la tasa de interés que estás pagando sobre el saldo total de cada tarjeta de crédito. Si sabes cuánto debes y cuánto estás pagando para pedir prestado ese dinero, será más fácil idear un plan para reducir tu deuda.

2. Revisa tu informe crediticio y puntuación

Puedes obtener acceso gratuito a tus informes crediticios en línea de cada una de las tres principales agencias de calificación crediticia (Equifax, Experian y TransUnion) en AnnualCreditReport.com, para ayudarte a administrar tus finanzas con regularidad.

Verifica si hay errores, incluidas cuentas que no son tuyas o que no autorizaste, o información incorrecta sobre los límites de las tarjetas de crédito o los saldos de los préstamos. Puedes disputar estos errores directamente en línea en los sitios web de la agencia de crédito.

Si bien los informes de crédito gratuitos en AnnualCreditReport.com no incluirán tu puntaje crediticio, muchas compañías de tarjetas de crédito ofrecen a sus clientes una mirada gratuita a sus puntajes. A menudo, cuando obtengas tu puntaje, también te brindará los factores de riesgo que están afectando tu puntuación y en qué puedes trabajar para mejorarla.

Pagar las facturas de tu tarjeta de crédito a tiempo y utilizar el 10% o menos del crédito disponible son factores importantes para mejorar tu puntaje. Los puntajes más altos pueden ayudarte a calificar para tarjetas con tasas de interés más bajas o tarjetas con ofertas promocionales de 0% de interés.

3. Considera consolidar tu deuda

Una de las mejores maneras de deshacerse de la deuda de la tarjeta de crédito es consolidarla utilizando una tarjeta de transferencia de saldo con interés del 0%, pero es posible que necesites tener un puntaje de crédito de 700 o más para obtener una.

Una tarjeta de transferencia de saldo con 0% de interés ofrece 12, 15 o incluso 21 meses sin intereses sobre los saldos transferidos. Es posible que se te cobre una tarifa del 3% al 5% sobre el monto que transfieras, así que haz cálculos para asegurarte de que valga la pena.

Para muchos consumidores, es la "mejor arma" para reducir la deuda de tarjetas de crédito, dijo Schulz. "La capacidad de pasar hasta 21 meses sin acumular ningún interés sobre ese saldo es realmente un punto de inflexión", añadió. “Puede ahorrarte mucho dinero. Y puede reducir drásticamente el tiempo que lleva liquidar ese saldo”, indicó.

Si obtienes una tarjeta con 0% de interés, sé agresivo y paga la mayor cantidad posible del saldo sin intereses durante ese período introductorio. Generalmente, después de eso, se ajustará a una tasa de interés mucho más alta.

Otra forma de consolidar deudas es con un préstamo personal. Actualmente, estos préstamos tienen una tasa porcentual anual promedio de alrededor del 12%, aunque una buena calificación crediticia podría generar una tasa tan baja como el 8%. Pide dinero prestado sólo para pagar la deuda de tu tarjeta de crédito, no para gastar más.

“Se trabaja con un prestamista”, dijo Rod Griffin, director sénior de educación pública y defensa de Experian. “Te otorgan un préstamo personal que paga esas deudas de tarjetas de crédito que tienen una tasa de interés relativamente baja, generalmente a un plazo muy, más largo, pero que puede reducir tus pagos", aseguró.

“Y todos esos pagos de cuentas de tarjetas de crédito se pagarían y se declararían como pagados en su totalidad”, añadió. "Esa es la clave".

4. Trabaja con el emisor de tu tarjeta

Si no calificas para una tarjeta del 0% o un préstamo personal, comunícate con el emisor de tu tarjeta y solicita una tasa más baja.

Sólo haz la llamada. Una encuesta reciente de Lending Tree arrojó que alrededor de tres cuartas partes de los consumidores que pidieron al emisor una tasa de interés más baja en su tarjeta de crédito durante el año pasado obtuvieron una, y no necesitaban un excelente puntaje crediticio para obtenerla.

Si realmente tienes problemas de liquidez, también puedes intentar llegar a un acuerdo de deuda directamente con el acreedor. Tu objetivo es lograr que el acreedor acepte liquidar tu cuenta por un monto inferior al adeudado, porque al menos algún pago es mejor que ninguno. Sin embargo, puede haber algunas consecuencias negativas, como un impacto fiscal sobre la cantidad de deuda que no pagas y que ha sido condonada.

5. Escoge una estrategia de pago y cúmplela

Una vez que hayas reducido el interés que pagas por la deuda de tu tarjeta de crédito, debes calcular cuánto puedes pagar realmente cada mes, cada dos semanas o cada período de pago.

Calcula cuánto debes pagar por los gastos comprometidos, como alquiler o hipoteca, servicios públicos, comida y transporte, así como pagos de deudas, incluidos préstamos estudiantiles y facturas de tarjetas de crédito.

Comprométete a destinar una cierta cantidad de tu salario a pagar la deuda de tu tarjeta de crédito, al menos el saldo mínimo adeudado en cada una.

Si tienes que liquidar varias tarjetas, determina si vas a priorizar el pago de la deuda con el interés más alto, conocido como “método de avalancha”, o el pago de los saldos más pequeños a los más grandes, conocido como “método de bola de nieve”.

Si aún prefieres usar una tarjeta de crédito para los gastos diarios, asegúrate de liquidarla en su totalidad todos los meses mientras pagas el saldo de otras tarjetas. Esto se conoce como el “enfoque de isla”: usar diferentes tarjetas para diferentes propósitos con el objetivo de obtener la tasa de interés, recompensas o reembolsos en efectivo más bajos posibles en cada una de ellas, por ejemplo.

Una estrategia de pago no es necesariamente mejor que la otra, pero es necesario tener un plan y ceñirse a él.

"No hay una solución rápida", dijo Griffin. “Se necesita tiempo para endeudarse; se necesita tiempo para salir de las deudas”, indicó. La mejor solución “suele ser lenta y constante: tener un plan, pagarlo con el tiempo y cambiar tus comportamientos”, añadió.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés por Sharon Epperson, para nuestra cadena hermana CNBC.com. Para más de CNBC entra aquí.

Contáctanos