Más de una decena de sobredosis en New Haven

Las autoridades dijeron que no hubo víctimas mortales

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Ayuda a luchar contra el cáncer del seno
    Justin Schecker

    La policía está investigando 18 supuestas sobredosis de K2 en el New Haven Green en tres horas y media el miércoles por la mañana.

    Mientras los funcionarios de la ciudad realizaban una conferencia de prensa sobre la emergencia sanitaria en el Green, las autoridades recibieron otra llamada sobre una posible sobredosis y se marcharon.

    Las autoridades dijeron que recibieron tres llamadas la noche del martes y que ha habido presencia policial en el área desde entonces.

    Alrededor de las 8 a.m., cuando las equipos de emergencia cambiaban de turno, comenzaron a llegar llamadas sobre personas que se enfermaban en el área verde, que se encuentra cerca de la Universidad de Yale, y varios departamentos respondieron.

    Funcionarios de emergencias dijeron que encontraron personas de distintas edades que sufrían una variedad de síntomas. Algunos estaban inconscientes, con vómitos, náuseas o letárgicos.

    Después del sexto caso, el departamento de bomberos sabía que estaba lidiando con un evento de bajas masivas, dijo el jefe de bomberos John Alston Jr. durante una conferencia de prensa.

    Es muy temprano para saber qué tomó la gente. Las autoridades sospechan que podría haber sido K2 mezclado con un opiáceo o fentanilo, pero están esperando los resultados de las pruebas.

    Algunas de las personas en el Green le dijeron a los equipos de emergencia que el medicamento podría haber sido mezclado con PCP.

    Narcan, administrado en el Green, no fue efectivo, pero dosis más altas de Narcan administradas en el hospital han estado ayudando, dijeron las autoridades el miércoles por la mañana en una conferencia de prensa.

    El Hospital Yale-New Haven recibió a siete pacientes. Dijeron que dos fueron llevados al hospital en York Street y que cinco fueron llevados al Hospital de Saint Raphael.

    Las autoridades dijeron que no hubo víctimas mortales.