AGUA

Encuentran altos niveles de químicos en suministro de agua de algunas comunidades de Massachusetts

Wayland estaba entregando cajas de agua a los residentes como respuesta inmediata

Comunidades de Massachusetts han encontrado niveles elevados de sustancias químicas en el agua potable desde que el estado implementó nuevas regulaciones de seguridad el otoño pasado.

La ciudad de Wayland ha estado repartiendo cajas de agua embotellada desde que encontró por primera vez ciertas sustancias perfluoroalquilo y polifluoroalquilo (PFAS) en dos de los tres pozos del campo de pozos Happy Hollow en febrero. En su actualización más reciente, los funcionarios de la ciudad dijeron que planean cerrar un pozo, tratar el segundo pozo que muestra niveles elevados y mezclar el agua tratada con el agua del tercer pozo.

La solución a corto plazo hará que el suministro de Happy Hollow cumpla con las regulaciones establecidas por el Departamento de Protección Ambiental de Massachusetts (MassDEP), dijeron los funcionarios, pero el trabajo continúa para encontrar una solución a largo plazo.

MassDEP adoptó un estricto estándar de agua potable en octubre de 2020, limitando la suma de seis PFAS específicos a no más de 20 partes por billón. El estándar está destinado a proteger a las personas contra los efectos adversos para la salud por beber agua.

Los niveles de PFAS se monitorean continuamente en todo el estado. Otras comunidades están abordando problemas similares, incluidos Natick y Wellesley. La ciudad de Natick convocó a una reunión comunitaria para discutir el asunto el miércoles por la noche.

Los PFAS son un grupo de sustancias químicas artificiales que a menudo se encuentran en el agua potable, pero las personas también están expuestas a través de los productos de consumo y los alimentos. La familia de productos químicos se ha utilizado desde la década de 1950 para fabricar productos antiadherentes, resistentes al agua y a las manchas.

Los estudios indican que la exposición a altos niveles de ciertos PFAS podría causar una variedad de efectos en la salud, incluidos sistemas inmunes comprometidos, enfermedades e incluso se han relacionado con el cáncer.

Mientras tanto, los funcionarios de Wayland dijeron que todos los demás pozos de la ciudad están en cumplimiento, pero continúan siendo monitoreados. La ciudad también planea solicitar subvenciones estatales para ayudar a pagar una parte de la solución a corto plazo.

Wayland estaba entregando cajas de agua a los residentes como respuesta inmediata, pero la ciudad ahora está pasando a un sistema de reembolso. Los residentes elegibles pueden solicitar un reembolso en su factura de agua. Más información sobre el programa e instrucciones sobre cómo presentar la solicitud están disponibles en la página web PFAS6 de la ciudad.

Contáctanos