Merrimack Valley

Surgen nuevas reglas para gasoductos de EE. UU. tras explosiones de Merrimack Valley en 2018

Los reguladores federales están proponiendo una serie de cambios en las reglas destinados a endurecer los requisitos de seguridad para millones de millas de tuberías de distribución de gas en todo el país luego de una serie de explosiones de gas en Massachusetts en 2018.

Estos cambios propuestos están diseñados para mejorar la seguridad y aliviar el riesgo mediante la mejora de los planes de respuesta a emergencias, planes de gestión de integridad, manuales de operación y otros pasos, según la Administración de Seguridad de Materiales Peligrosos y Oleoductos del Departamento de Transporte de EE. UU.

MANTENTE INFORMADO

icon

Mira sin costo Telemundo Nueva Inglaterra, 24/7, donde quiera que estés.

icon

Recibe las noticias locales y los pronósticos del tiempo directo a tu email. Inscríbete para recibir newsletters de Telemundo Nueva Inglaterra aquí.

Esta propuesta fue impulsada por la serie de explosiones que arrasaron partes de la región de Merrimack Valley en Massachusetts.

Las explosiones e incendios en Lawrence, Andover y North Andover en septiembre de 2018 dejaron un adolescente muerto, unas dos docenas de heridos y destruyeron o dañaron más de 130 propiedades. Miles de residentes y empresas también quedaron sin servicio de gas natural para calefacción y agua caliente durante meses en algunos casos.

Leonel Rondón, de Lawrence, murió después de que la chimenea de una casa que explotó chocó contra su automóvil y lo aplastó. Rondón, de 18 años, había recibido su licencia de conducir apenas unas horas antes. Posteriormente, la familia de Rondón llegó a un acuerdo con la empresa de servicios públicos involucrada en el desastre.

Las explosiones fueron causadas por tuberías sobrepresurizadas operadas por Columbia Gas de Massachusetts, según una investigación federal. La empresa de servicios públicos acordó pagar al estado $56 millones en 2020, además de una multa federal de $53 millones y un acuerdo judicial de $143 millones.

El secretario de Transporte, Pete Buttigieg, dijo que millones de kilómetros de tuberías de distribución de gas suministran energía a decenas de millones de estadounidenses, calentando hogares y dando energía a las empresas.

“Como nos recordó la trágica muerte de Leonel Rondón en 2018, se debe hacer más para garantizar la seguridad de esos oleoductos”, dijo Buttigieg en un comunicado el jueves.

La propuesta exige procedimientos de construcción mejorados para minimizar el riesgo de tuberías sobrepresurizadas y programas de gestión actualizados para prepararse para incidentes de sobrepresurización.

Los cambios requieren que se diseñen nuevas estaciones reguladoras con válvulas secundarias de alivio de presión y monitoreo remoto de gas para preparar los sistemas de distribución de gas para evitar la sobrepresurización y limitar los daños durante esos incidentes.

Finalmente, el plan exige fortalecer los planes de respuesta para emergencias de gasoductos, incluidos requisitos para que los operadores se comuniquen con los servicios de emergencia locales y mantengan informados a los clientes y al público afectado sobre qué hacer en caso de una emergencia.

El aviso de los cambios propuestos en las reglas se publicará en el registro federal, iniciando un período de comentarios públicos. La agencia revisará los comentarios antes de emitir reglas finales.

En 2019, la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte, que investiga accidentes importantes en oleoductos, recomendó requisitos más estrictos a nivel nacional para los sistemas de gas natural, incluido el mandato de que todos los proyectos de infraestructura de gas natural sean revisados y aprobados por un ingeniero profesional autorizado.

Derechos de autor AP - Associated Press
Contáctanos