pena de muerte

Pese a pedidos de clemencia del personal de prisión, ejecutan a reo en Missouri

Brian Dorsey, de 51 años, fue declarado muerto a las 6:11 p.m. hora local en la prisión estatal de Bonne Terre después de una inyección de dosis única del sedante pentobarbital, informó Associated Press.

Missouri Dept. of Corrections via AP

A pesar de la campaña de decenas de funcionarios penitenciarios para salvarlo, Missouri ejecutó el martes a Brian Dorsey por matar a su prima y a su marido en 2006.

Dorsey, de 51 años, fue el primer preso condenado a muerte ejecutado en Missouri este año.

MANTENTE INFORMADO

icon

Mira sin costo Telemundo Nueva Inglaterra, 24/7, donde quiera que estés.

icon

Recibe las noticias locales y los pronósticos del tiempo directo a tu email. Inscríbete para recibir newsletters de Telemundo Nueva Inglaterra aquí.

Fue declarado muerto a las 6:11 p.m. hora local en la prisión estatal de Bonne Terre después de una inyección de dosis única del sedante pentobarbital, informó Associated Press.

En una carta al gobernador Mike Parson pidiéndole que perdonara la vida a Dorsey, el personal de la prisión había llamado a Dorsey un “recluso modelo” que incluso le cortó el pelo al director después de que se le permitió trabajar como barbero. El lunes, Parson dijo que la ejecución seguiría adelante.

Dorsey, que había solicitado clemencia, agradeció a quienes intentaron salvarle la vida.

"A mi familia, amigos y todos aquellos que intentaron evitar esto: ¡los amo!". dijo en una nota manuscrita que dejó como sus últimas palabras.

"Estoy agradecido por ustedes. Tengo paz en mi corazón en gran parte gracias a ustedes y se los agradezco. A todos aquellos en TODOS los lados de esta oración, no llevo ninguna mala voluntad ni enojo, solo aceptación y comprensión".

Kenneth Eugene Smith fue ejecutado en una prisión en Alabama.

El martes, la Corte Suprema de Estados Unidos negó los intentos de último minuto de detener la ejecución, incluida una solicitud de suspensión de la ejecución y una solicitud de que revisara la confirmación de la sentencia por parte de un tribunal inferior.

Dorsey fue declarado culpable de asesinar a su prima Sarah Bonnie y a su marido, Ben Bonnie, después de pedirles ayuda porque, según dijo, dos traficantes de drogas estaban en su puerta exigiendo que pagara sus deudas.

La pareja lo llevó a casa el 23 de diciembre de 2006, con planes de que Dorsey se quedara a pasar la noche, cuando agarró la escopeta de su primo y abrió fuego, matando a la pareja.

Su hija de 4 años estaba en casa y físicamente estaba ilesa. Dorsey se declaró culpable de dos cargos de asesinato en primer grado, renunciando al juicio, pero se reunió un jurado para dictar sentencia en 2008.

Encontró siete factores agravantes que contribuyeron a su recomendación de muerte, ordenada posteriormente por la Corte Suprema de Missouri. Entre los factores estuvo el asalto de Dorsey al cuerpo de su prima después de que le dispararan, dijeron las autoridades.

En sus últimas palabras, Dorsey se disculpó por sus acciones.

“A toda la familia y los seres queridos que comparto con Sarah y a todos los familiares y seres queridos supervivientes de Ben, lo siento total, profunda y abrumadoramente”, escribió.

“Las palabras no pueden contener el peso justo de mi culpa y lástima. Todavia te quiero. Nunca quise lastimar a nadie. Lamento haberles lastimado a ellos y a ti".

Dorsey también se había disculpado anteriormente, diciendo que estaba en un estado de psicosis inducido por las drogas cuando disparó a la pareja.

Posteriormente, apeló su sentencia alegando que sus abogados presentaron una defensa insuficiente porque el Estado les pagó una tarifa fija que desincentivó el desempeño.

Su defensa presentó a un psicólogo clínico que recitó una historia de Dorsey que incluía problemas de salud mental, intentos de suicidio y adicción a las drogas, según la confirmación de su sentencia por parte de la Corte Suprema de Missouri en marzo.

En los últimos meses, a Dorsey se le unieron aliados inesperados en su lucha por vivir: docenas de empleados del Departamento Correccional de Missouri que instaron a Parson a conceder el indulto.

"Conocí a Brian Dorsey durante muchos años y puedo decir sin dudarlo que fue completamente rehabilitado", dijo Tim Lancaster, un funcionario retirado del Departamento Correccional de Missouri, en un comunicado emitido antes de la ejecución.

Continuó: "Brian me cortó el pelo y hablábamos, y sé que sentía una profunda vergüenza y remordimiento por lo que había hecho. Era una buena persona que cometió un error y estaba trabajando para hacerlo mejor. Pensé que eso era lo que esperábamos al enviar gente a prisión".

Jenni Gerhauser, prima de Dorsey y Sarah Bonnie, se unieron a quienes querían que la ejecución fuera frustrada por los tribunales o el indulto. Dijo en una declaración antes de la ejecución del martes que la justicia contemporánea "le falló a Brian".

"No estamos tan cegados por nuestro amor por él como para no entender que fue condenado por cometer un crimen terrible contra alguien a quien amamos tan profundamente como a Brian, pero tampoco somos capaces de reescribir la historia para convencernos de que Brian todavía no es la misma persona amorosa, compasiva y servicial que siempre fue", dijo.

Y añadió: "Sabemos que si él hubiera tenido el control de sus pensamientos y acciones, ninguno de nosotros estaría hoy en esta posición".

Contáctanos