California

Biden y Xi acuerdan combatir el tráfico de fentanilo y reiniciar el diálogo militar

Su reunión, celebrada en el marco de la cumbre anual del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, tiene implicaciones de gran alcance para un mundo que lidia con contracorrientes económicas, conflictos en Oriente Medio y Europa, tensiones en Taiwán y mucho más.

Telemundo

SAN FRANCISCO - El presidente estadounidense Joe Biden y su homólogo chino Xi Jinping concluyeron el miércoles su primera reunión frente a frente en un año, comprometiéndose a estabilizar su tensa relación y dando a conocer acuerdos modestos para combatir el tráfico de fentanilo y restablecer las comunicaciones entre sus fuerzas armadas. Sin embargo, persisten las diferencias en torno a la competencia económica y las amenazas a la seguridad mundial.

Los dos mandatarios pasaron cuatro horas juntos —en reuniones, un almuerzo de trabajo y una caminata por el jardín Filoli en California, donde se llevó a cabo el encuentro—, con la intención de mostrarle al mundo que, si bien son competidores económicos globales, no están enfrascados en una confrontación en la que el ganador se lleva todo.

MANTENTE INFORMADO

icon

Mira sin costo Telemundo Nueva Inglaterra, 24/7, donde quiera que estés.

icon

Recibe las noticias locales y los pronósticos del tiempo directo a tu email. Inscríbete para recibir newsletters de Telemundo Nueva Inglaterra aquí.

“El planeta Tierra es lo suficientemente grande para que los dos países tengan éxito”, le dijo Xi a Biden.

Por su parte, el mandatario estadounidense le comentó a Xi: “Creo que es primordial que usted y yo nos entendamos claramente, de líder a líder, sin malentendidos ni mala comunicación. Tenemos que asegurarnos de que la competencia no derive en conflicto”.

Su reunión, celebrada en el marco de la cumbre anual del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, tiene implicaciones de gran alcance para un mundo que lidia con contracorrientes económicas, conflictos en Oriente Medio y Europa, tensiones en Taiwán y mucho más.

Alcanzaron los acuerdos previstos para contener la producción ilícita de fentanilo y reabrir los lazos militares, declaró un funcionario estadounidense de alto rango al término de la reunión. Muchos de los productos químicos utilizados para fabricar fentanilo sintético llegan desde China a los cárteles que trafican el narcótico hacia Estados Unidos, azotado por una crisis de sobredosis.

Los altos mandos militares reanudarán el diálogo entre sí, cada vez más importante debido a que se han incrementado los incidentes inseguros o poco profesionales entre buques y aviones de ambas naciones, dijo el funcionario, que habló a condición de guardar el anonimato para poder declarar sobre los acuerdos antes de las declaraciones de Biden.

El funcionario estadounidense dijo que ambos dirigentes intercambiaron sus posiciones sobre Taiwán. Biden reprendió a China por su enorme despliegue militar en torno a la isla, y Xi le dijo a Biden que no tiene planes de invadirla.

Biden, señaló el funcionario, dijo que Estados Unidos está comprometido a seguir ayudando a Taiwán a defenderse y mantener la disuasión frente a un posible ataque chino, y también pidió a Beijing que evite inmiscuirse en las elecciones de la isla del año próximo. El funcionario describió la parte de las conversaciones sobre Taiwán como “lúcida” y “no acalorada”.

Biden también pidió a Xi que utilice su influencia con Irán para dejar claro que Teherán, y sus protegidos, no deben dar pasos que conduzcan a una expansión de la guerra entre Israel y Hamas.

Durante las conversaciones sobre Irán, Biden fue el que más habló, de acuerdo con el funcionario estadounidense. El ministro de Asuntos Exteriores chino Wang Yi ha asegurado a Estados Unidos que los chinos han transmitido a Teherán sus preocupaciones al respecto. Pero el funcionario dijo que Washington no ha podido averiguar hasta qué punto los iraníes se toman en serio los temores planteados por Beijing.

Según un comunicado emitido por la Televisión Central China, la emisora estatal, Xi se centró sobre todo en Taiwán y en las sanciones y restricciones estadounidenses contra productos y empresas chinos.

Xi instó a Washington a apoyar la unificación pacífica de China con la isla autónoma, calificando a Taiwán de “la cuestión más importante y delicada” en las relaciones bilaterales. También planteó la preocupación de Beijing por los controles a la exportación, las revisiones a las inversiones y las sanciones impuestas por Estados Unidos, que, dijo, “han perjudicado gravemente los intereses legítimos de China".

“Esperamos que la parte estadounidense pueda tratar seriamente las preocupaciones de China y tomar medidas para eliminar las sanciones unilaterales y proporcionar un entorno imparcial, equitativo y no discriminatorio para las empresas chinas”, declaró Xi.

Xi dijo que él y Biden también acordaron establecer diálogos sobre inteligencia artificial, y destacaron la urgencia de que los dos países hagan frente a la crisis climática, informó la emisora estatal.

Contáctanos