Massachusetts

Mujer alega que agentes le quitaron $82,000 en aeropuerto

"El gobierno tomó los ahorros de mi padre", dijo Brown, que vive fuera de Boston

Una mujer de Massachusetts ha presentado una demanda colectiva contra la Administración de Control de Drogas (DEA) y la Administración de Seguridad del Transporte (TSA).

Rebecca Brown dice que había tomado alrededor de $82,000 en efectivo de la casa de su padre en Pensilvania y lo traía a Massachusetts porque había llegado el momento de que ella se hiciera cargo de sus finanzas. El dinero fue confiscado antes de su vuelo desde Pittsburgh.

"El gobierno tomó los ahorros de mi padre", dijo Brown, que vive fuera de Boston. "Es como si me hubieran asaltado en la calle", agregó.

El padre de Brown había guardado el dinero en un contenedor en su casa. Lo traía de vuelta a Massachusetts en una bolsa de mano para abrir una cuenta bancaria conjunta.

"El agente de la TSA dijo: '¿Qué es esto?' y llamó a otro agente ", dijo Brown. "Dije: 'Eso es efectivo, lo llevaré de Pensilvania a Massachusetts'".

Explicó las circunstancias a varios supervisores en el aeropuerto y dice que un agente de la DEA y un agente de la policía estatal llamaron a su padre.

"El oficial se volvió hacia mí y dijo: 'Tus historias no coinciden'", dijo. "'Estoy tomando el efectivo'".

Brown dice que su padre no pudo escuchar bien las preguntas y no las entendió.

Ahora, el Instituto para la Justicia ha presentado una demanda colectiva contra la DEA y la TSA, no solo para recuperar su dinero, sino para detener lo que sus abogados llaman una práctica común e inconstitucional de incautar dinero en los aeropuertos.

"Se basa únicamente en la sospecha de la policía de que alguien está involucrado de alguna manera en un crimen, incluso si no hay evidencia alguna", dijo Dan Alban, abogado principal del Instituto. "A menudo, solo la presencia de efectivo es suficiente para que la policía sospeche" agregó.

No hay límites para la cantidad de efectivo que alguien puede viajar a nivel nacional.

"Este es un abuso de poder para simplemente entrar al bolsillo de alguien sin ninguna causa y decir 'voy a tomar eso'", dijo Brown.

Tanto la DEA como la TSA dijeron que no pueden comentar sobre litigios pendientes.

Ni Brown ni su padre han sido acusados ​​de ningún delito, y su abogado dice que no hay nada en sus antecedentes que justifique que los funcionarios federales sospechen.

Contáctanos