Connecticut

Arrestan pareja tras tiroteo en restaurante de comida rápida en West Haven

El sospechoso, identificado como Traevis Mingo, estaba acompañado por una mujer identificada como Barbie Barbosa, y su niño de seis años, quien presenció la violenta escena.

West Haven Police Cruiser

Un hombre y una mujer fueron arrestados en relación con un tiroteo en un Burger King ocurrido en West Haven el sábado, en donde una persona quedó en estado crítico.

Los equipos de emergencia fueron llamados a Burger King en Campbell Avenue alrededor de las 3:50 p.m. después de recibir un informe de una persona baleada en el estacionamiento.

MANTENTE INFORMADO

icon

Mira sin costo Telemundo Nueva Inglaterra, 24/7, donde quiera que estés.

icon

Recibe las noticias locales y los pronósticos del tiempo directo a tu email. Inscríbete para recibir newsletters de Telemundo Nueva Inglaterra aquí.

Según los investigadores, dos hombres discutieron verbalmente en una parada de autobús cercana y luego se convirtió en una pelea física. Durante la pelea, la policía dijo que un hombre sacó una pistola de 9 milímetros y le disparó al otro hombre en la pelvis.

La víctima, identificada como un hombre de West Haven de 37 años, intentó huir, pero cayó al suelo y fue atacada nuevamente, dijeron las autoridades. Fue atendido por personal médico de emergencia y fue transportado al hospital en estado extremadamente crítico.

El sospechoso, luego identificado como Traevis Mingo, de 31 años, huyó del área acompañado por una mujer, luego identificada como Barbie Barbosa, de 29 años, y su hijo pequeño. Tanto Barbosa como el niño de seis años fueron testigos del tiroteo.

La policía dijo que Mingo estaba tratando de vender propiedad personal en línea para ganar dinero y comprar boletos de autobús para salir del estado.

El equipo de respuesta especial del Departamento de Policía de West Haven ejecutó una orden de allanamiento en la casa de New Haven de Barbosa el domingo por la mañana. Los investigadores dijeron que Mingo y Barbosa fueron encontrados dentro del apartamento y fueron detenidos. El niño no estaba presente y estaba a salvo con otro miembro de la familia.

Mientras ejecutaba la orden de allanamiento, la policía dijo que encontró numerosos elementos de valor probatorio en la casa y los confiscó.

Mingo enfrenta cargos que incluyen asalto, posesión criminal de una pistola, descarga ilegal de un arma de fuego, riesgo de lesiones a un menor, imprudencia temeraria, seis cargos de violación de una orden de protección, interferencia con la policía y alteración del orden público. Su fianza está fijada en $1 millón.

Barbosa enfrenta el riesgo de sufrir lesiones por un cargo menor y su fianza es de $25,000.

En este punto, los investigadores dijeron que parece que el altercado y el tiroteo fueron actos de violencia al azar. No se cree que Mingo y la víctima tuvieran alguna conexión.

Contáctanos