Vanessa Marcotte

Juez permite evidencia crítica de ADN en caso de asesinato de Vanessa Marcotte

Marcotte estaba visitando a su madre en 2016 cuando no regresó de salir a correr. Su cuerpo fue encontrado horas después en un bosque cercano.

Telemundo

Un juez rechazó una moción el martes para suprimir las pruebas de ADN recopiladas de un hombre sospechoso de matar a una empleada de Google de Nueva York que desapareció en 2016 mientras salía a correr en Massachusetts, lo que significa que ahora se puede admitir en el juicio.

Angelo Colón-Ortiz se declaró inocente de un cargo de asesinato por la muerte de Vanessa Marcotte, de 27 años, en la ciudad de Princeton, a unas 40 millas (64 kilómetros) al oeste de Boston.

Los abogados de Colón-Ortiz argumentaron en su moción que las muestras de ADN recolectadas de su cliente por la policía estatal en marzo de 2017 se obtuvieron ilegalmente porque la policía no tenía una orden judicial, porque un formulario de consentimiento en español que explicaba los derechos de Colón-Ortiz no estaba debidamente traducido, y porque la policía estatal no envió a su casa a un policía con habilidades adecuadas de traducción al español.

La jueza Janet Kenton-Walker en su decisión dijo que, aunque había un problema con el formulario, "considerando la totalidad de las circunstancias en este caso, el formulario de consentimiento, junto con la entrevista con la policía, transmitieron" que estaban buscando una muestra de ADN.

El abogado de Colón-Ortiz, Eduardo Masferrer, dijo que estaba "decepcionado" con la decisión del juez y que podría apelar.

Colón-Ortiz apenas entendió la traducción del policía, dijo Masferrer.

"El tribunal indicó claramente que el formulario planteaba 'serias preocupaciones' y es producto de un descuido", y contenía "una letanía de errores", dijo Masferrer en un comunicado.

Y aunque el formulario era en gran medida "confuso y sin sentido para una persona que no hablaba inglés", el tribunal determinó que debido a que una oración era clara, su cliente entendería los derechos a los que estaba renunciando, dijo.

Según los fiscales, el ADN de Colon-Ortiz coincidía con el ADN encontrado debajo de las uñas de Marcotte.

Marcotte estaba visitando a su madre en 2016 cuando no regresó de salir a correr. Su cuerpo fue encontrado horas después en un bosque cercano.

Colón-Ortiz trabajaba como repartidor en el momento del asesinato y estaba familiarizado con Princeton y sus alrededores, dijeron los fiscales.

Derechos de autor AP - Associated Press
Contáctanos